Gran victoria, muy necesaria: “Hemos hecho el mejor partido de la temporada. Hemos sabido manejar los tiempos del partido. Cuando estábamos once contra once, sabíamos que teníamos que apretar arriba, alejarnos de nuestra área porque tienen jugadores diferenciales arriba con Borja, Samu, Stuani… Hemos trabajado la línea de defensa adelantada, apretar arriba, manejar de lado a lado y saber que ellos por fuera podían sufrir. No es fácil jugar contra un equipo en inferioridad numérica, ya lo vimos en Tenerife. En el descanso hablamos de buscar el segundo. Estoy muy contento por los jugadores y por la afición. Era un partido muy difícil y hay que darle más valor por la situación de la que veníamos”.

¿Un punto de inflexión?: “Esperemos que sea un punto de inflexión. Volver a recomponernos como antes del parón, entonces el equipo fluía, era vertical, jugaba en campo contrario y eso hoy lo hemos recuperado. Hemos cambiado el sistema y nos hemos sentido cómodos, pero hay que tener mucha prudencia”.

Han ganado muchos rivales: “Estos partidos sí que valen tres puntos, ante rivales directos las victorias valen doble. Son tres puntos, pero a nivel emocional ayuda a liberar esa carga que tenemos de no haber empezado como queríamos. Vamos a mirar el lado positivo. Tiene que ser un punto de inflexión, pero hay que tener prudencia. Para el Rayo perdemos a dos jugadores, tenemos a varios jugadores con cuatro amarillas y esto va a ser un reciclaje continuo. Hay que seguir remando en la misma dirección y hay que estar unidos. El equipo ha tenido mucha alma, los jugadores lo han dado todo hasta el último momento. El tema anímico en esta fase posCOVID es fundamental. La clasificación se va apretando y lo importante es ganar y que nos veamos en esa situación de que hay más equipos. Hay mucha prudencia, no hay que celebrar nada. Queda muchísimo, y mucho por sufrir”.

Mucha presión: “Sabemos que la afición es muy exigente y es normal que esté preocupada. Lo tenemos que entender. No todos los jugadores pueden valer para jugar en el Málaga. Sabemos la exigencia y la presión que hay y lo tienen que entender y así se lo he hecho reflejar esta semana. La exigencia tiene que ser máxima. En Lugo nos faltó esa pizca de pausa en el último pase y en la finalización. Hoy nos hemos enfrentado a un rival que posiblemente tenga la mejor o de las dos mejores plantillas de la categoría. Eso le da un valor añadido. Este es el camino. El aficionado siempre está con nosotros y siempre sufre, pero también veo sufrir a los jugadores. Ellos quieren ganar todos los partidos y el entrenador, también. Nos estamos dejando la vida y algo más cada día por intentar sumar y lograr el objetivo. Si hubiésemos ganado al Zaragoza, el equipo tenía muchas opciones de poder mirar mucho más arriba. Ahora tenemos que encontrar ese camino. Tenemos un objetivo muy difícil en la situación en la que estamos. Tenemos la presión añadida por la historia del club, pero la gente también tiene que entender los obstáculos que estamos teniendo. No sé si vamos a recuperar a algún jugador pero ya tenemos dos fichas profesionales menos. Iremos a Vallecas a buscar la victoria y luego tendremos otras dos finales aquí. El mensaje es que tenemos que sufrir todos juntos. Hay que hacer una crítica constructiva. El entrenador está para asumir las críticas porque vivimos de ello, pero los jugadores tienen que mantenerse al margen porque son ellos los que tienen que salir al campo y los que nos tienen que salvar y hacernos cumplir el objetivo”.

¿Hacen cuentas?: “No, trabajamos día a día. Después de este parón los partidos son muy extraños y hay circunstancias en las que va a haber equipos que van a coger una dinámica de ganar tres o cuatro partidos seguidos y otros que no van a ganar. Ahí están los resultados. Estamos en la misma diferencia de puntos que antes de esta jornada y que antes del parón. Hay que hacer muchos más puntos, eso lo sabemos. No podemos hacer cuentas, necesitamos ganar y hay partidos que valen doble. Esto nos ayuda emocionalmente y nos ayuda a creer y a encontrar otra vez el camino. Hay que ir a por los tres puntos ante el Rayo Vallecano, será un partido muy complicado. Hay que tener mucha prudencia en la victoria y calma cuando no lleguen los resultados. Está habiendo remontadas, muchos errores, expulsiones, penaltis… Hay que remarcar también que hemos mantenido la portería a cero. Y hemos conseguido lo que a veces tanto nos cuesta, el gol”.

¿Espera recuperar a algún lesionado para Vallecas?: “No he visto la expulsión de Adrián, la veré cuando llegue a casa. Cuando veamos las imágenes no sé si se puede recurrir. El tema de recuperar jugadores, a ver cómo van los entrenamientos. Todos los jugadores van a ser igual de importantes. Los partidos se deciden en el tramo final. Hay felicitar a Mikel, Rolón, Renato, Buenacasa, Benkhemassa… Ahora es competir, descansar y competir. Hay jugadores que vienen de un proceso de recuperación y hay que darle entrenamientos exigentes, de calidad. Van a participar todos. Espero que podamos recuperar a alguien. Mañana y el martes podremos decir algo. Si en cantidad somos menos, en ilusión, en pasión y coraje tenemos que ser como los que más”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Pellicer: “Hicimos el mejor partido de la temporada”
Pellicer: “Hicimos el mejor partido de la temporada”