El Cádiz sigue trabajando en la Ciudad Deportiva El Rosal preparando el duelo de este domingo ante el Alcorcón, un encuentro importante para recuperar la senda del triunfo. En lo que va de 2019, los de Cervera todavía no han conseguido hacerse con la victoria. Es por ello que el equipo amarillo trabaja intensamente para llegar en las mejores condiciones a Santo Domingo, pero con la mirada bien puesta en Manu Vallejo.

Ya ayer, el canterano se llevaba las manos a la zona de abductores en el entrenamiento, mientras que esta mañana se retiró antes de la sesión por molestias. Desde el club aseguran que se retiró tan solo por precaución. Todo apunta a que tiene una sobrecarga pero que, por el momento, no le descarta para la visita al Alcorcón. Se seguirá su evolución de cerca, entrenará entre algodones y será significativo cómo entrene en la sesión de mañana.

En un entrenamiento con mucho trabajo físico y de balón, insistiendo en la presión, salida de balón y contraataques, los cinco fichajes siguen adaptándose e integrándose al ritmo del equipo. Álvaro Cervera podrá contar con toda la plantilla, a excepción de Jairo, sancionado. Quedará por saber en qué estado llega Manu Vallejo, titular desde principios de temporada, al fin de semana. Todavía quedan tres entrenamientos para ver cómo evoluciona.

Mañana volverá a entrenar el equipo en el campo principal de las instalaciones puertorrealeñas con las puertas abiertas. El viernes se volverá a entrenar desde las 10:30 horas con el cerrojo echado, hablando Cervera posteriormente en la sala de prensa. El sábado habrá entrenamiento, también a puerta cerrada, pero sin ningún tipo de atención a presa.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Pendientes de Manu Vallejo, que entrena entre algodones
Pendientes de Manu Vallejo, que entrena entre algodones