La política del Real Madrid de fichar jugadores jóvenes, con muchísima proyección, sigue latente y ya da sus frutos. Tuttosport ha anunciado hoy los 20 nominados que optarán al Golden Boy, trofeo que se entrega al mejor futbolista menor de 21 años y que juega en Europa. La lista, probablemente la más reñida y con mayor nivel de los últimos años, deja muy buen cuerpo en el Madrid: dos de los nominados son suyos (Vinicius y Rodrygo) y otros dos, son pretendidos (Camavinga y Haaland).

El dúo de brasileños, ambos con 20 años, repite nominación tras quedarse el año pasado a las puertas del premio (lo ganó Joao Félix, del Atlético de Madrid). Para este año las sensaciones son positivas y, más allá de si finalmente alguno lo gana o no, para el club las sensaciones con ambos son sobresalientes. Se les ve cada día con más hambre que el anterior, trabajan sin cesar (haciendo incluso dobles sesiones, por la mañana con el grupo y por las tardes en sus casas) y están creciendo a pasos agigantados. Vinicius, según Transfermarkt, está valorado en 50 millones de euros, un poco más que Rodrygo, cifrado en 45 millones.

El póker de nominados se culmina con los dos grandes pretentidos (con permiso de Mbappé) para los próximos mercados: Camavinga y Haaland. El francés, actualmente en el Rennes, tiene sólo 17 años y ya se asoma a las nominaciones para estos trofeos. Su reciente internacionalidad con la absoluta francesa le ha elevado el caché y cada vez parece más que claro que será una estrella mundial. También Haaland, que con 20 años es el líder de Noruega junto a Odegaard y se postula como candidato no sólo al Golden Boy, sino en un futuro a mejor delantero del mundo.

La hoja de ruta del Madrid

El plan en la capital es acometer los dos fichajes en años sucesivos. La hora de ruta blanca dicta que en 2021 será el momento de fichar a Camavinga (termina contrato en 2022, por lo que el año que viene deberá renovar o salir) y en 2022, a Haaland. El fichaje del noruego se antojará duro: su agente es Mino Raiola, el cual tiene un pacto verbal con el Borussia para no facilitar su salida hasta ese verano. Si saliera antes de esa fecha, el Dortmund pediría una cantidad de dinero que, a buen seguro, superaría los 120 millones de euros. La voluntad del jugador será clave. Si alguno de los dos gana el Golden Boy, se elevará su caché. De momento ya están nominados.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
‘Póker blanco’ en el Golden Boy
‘Póker blanco’ en el Golden Boy