Tras unas semanas de tranquilidad, tras la recuperación de Víctor Campuzano, la COVID-19 vuelve a merodear por la plantilla del Espanyol. En esta ocasión, y según informaba el club a primera hora de la tarde de este sábado, se trata de un futbolista del filial que “esporádicamente” participa en los entrenamientos del primer equipo quien ha dado positivo.

Afortunadamente, a priori no peligra por este motivo el encuentro ante el Castellón de este domingo en LaLiga Smartbank, como tampoco el que el Espanyol B tiene previsto jugar en Olot, correspondiente a la Segunda B. El positivo se produjo en la ronda de test PCR a los que, como sucede siempre dos días antes de cada partido, se sometió toda la plantilla profesional del Espanyol este viernes. El resto de jugadores, técnicos y personal dieron negativo, y ninguno es un contacto estrecho del futbolista en cuestión.

Por precaución, este sábado se han realizado nuevas PCR antes de la sesión de entrenamiento y, a su conclusión, los futbolistas del primer equipo y también los del filial se han hecho test de antígenos, los cuales han resultado en su totalidad negativos.

A lo largo de esta temporada en Segunda, el Espanyol ya ha sufrido por COVID las bajas temporales de Adrián Embarba, primero, y después del mencionado Campuzano, quienes ahora se encuentran en perfectas condiciones. El club perico viene siendo uno de los más afectados desde el inicio de la pandemia, hace ya diez meses.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Positivo de un canterano en contacto con el primer equipo
Positivo de un canterano en contacto con el primer equipo