Alejandro Pozo Pozo (Huévar del Aljarafe, Sevilla, 1999) dejó claro cuál es la meta que persigue durante la temporada 2020-2021 en la que va a vestir la camiseta azulgrana. “Espero lograr el objetivo que tiene el club, que es mantenerse otra temporada en Primera División. Y que salga todo bien colectivamente, porque si eso ocurre también irá bien a nivel individual. Esperemos que todo sea positivo y logremos quedarnos otro año más en Primera”, deseó.

Formado en la cantera hispalense, a pesar de su juventud (21 años) aglutina diversas experiencias en sus dos anteriores cesiones, al Granada 2018-2019 en Segunda División (ascendió a Primera), y al Mallorca durante la segunda vuelta de la campaña 2019-2020 (bajó a Segunda). Es su tercer préstamo seguido y quiere seguir creciendo futbolísticamente.

Va a ser un año muy importante en mi carrera. Estuve cedido la temporada pasada en el Mallorca, donde jugué los primeros partidos en Primera División. Vengo hecho más hombre, y ojalá pueda aportar al equipo la velocidad y otras cualidades que poseo. Soy un jugador que tengo un buen ‘uno contra uno’. Espero dar muchas alegrías al equipo y a la afición. Ojalá salga todo bien y pueda ayudar al Eibar a estar otra temporada más en Primera División”, indicó.

Dijo ser consciente de las exigencias del entrenador de los eibarreses, José Luis Mendilibar, que pide mucha intensidad a sus hombres en los entrenamientos y en los partidos. “Sí, un antiguo compañero en el Granada, José Antonio Martínez, ya me había informado. Con el míster, genial, los entrenamientos son muy intensos. Viene bien, porque es todo con balón y eso es lo que nos gusta“, señaló.

Pozo, quien fue prestado el lunes 5 de octubre por el equipo hispalense, se estrenó pocos días después con el Eibar en un duelo amistoso ante el Real Unión (1-1) en las instalaciones de Atxabalpe, en Mondragón, el pasado viernes. “Me encontré bastante bien. Llevaba tiempo sin jugar 90 minutos y el técnico me puso todo el partido. Me ha venido genial para coger ritmo. Estoy preparado para jugar el domingo, si lo estima conveniente el entrenador”, destacó.

En el amistoso ante el Real Unión demostró su polivalencia actuando en dos posiciones, de defensa lateral derecho y de extremo. Primero actuó por detrás de Pedro León con funciones defensivas, mientras que luego adelantó su posición y pasó a desempeñar tareas ofensivas. “Yo toda la vida he estado jugando de extremo, aunque la temporada pasada me pasaron al puesto de lateral derecho, en el que también me siento muy cómodo. Es una posición nueva para mí y estoy cogiendo experiencia. Yo puedo jugar en varias posiciones y donde quiera el míster me puede poner. Yo lo voy a dar todo, y ojalá pueda disfrutar de muchos minutos”, explicó.

Lleva una semana en el club eibarrés y ya se siente integrado. “La verdad es que va todo muy bien. Los jugadores me han acogido genial, parecía que llevaba bastante tiempo con ellos. El club también es espectacular. Estoy con muchas ganas de que llegue el partido del domingo contra el Osasuna para poder debutar. Se nota que es un club familiar, y cuando estás dentro se nota más. Estoy muy contento de estar aquí. Intentaré ayudar lo máximo que pueda para conseguir el objetivo”, resaltó.

Bryan Gil jugó el martes con la Sub-21, mientras Pozo no fue convocado

Bryan Gil entrenó el miércoles por vez primera con el Eibar en Atxabalpe. Desde que fue cedido el lunes 5 de octubre al equipo guipuzcoano por el Sevilla, el extremo izquierdo se había ausentado porque había sido convocado por la selección sub-21 entrenada por Luis de la Fuente. En esta ocasión, el seleccionador de la ‘rojita’ no citó a Alejandro Pozo, quien el 3 de septiembre lució el brazalete de capitán de dicho combinado de promesas, jugando con el número 7.

En esta ocasión, de los dos jóvenes futbolistas del Sevilla (Pozo tiene 21 años y Brian Gil atesora 19), sólo fue llamado Bryan Gil para afrontar dos partidos oficiales clasificatorios para el Campeonato de Europa sub-21. El zurdo catalán no participó -fue suplente- en el encuentro contra las Islas Feroe, en Tórshavn (0-2) el martes 6 de octubre, ya que el ex-azulgrana Marc Cucurella jugó los 90 minutos en el puesto de extremo izquierdo. En cambio, Bryan Gil sí actuó en dicha posición ante Kazajistán en el Municipal de Santo Domingo, en la localidad madrileña de Alcorcón (3-0) el martes 13 de octubre. Aunque Cucurella comenzó otra vez de extremo por la banda izquierda frente a Kazajistán -lo que volvió a dejar en el banquillo al actual azulgrana-, Bryan Gil saltó al campo, con el 0-0 en el marcador, en el minuto 59 sustituyendo a Javi Puado, por lo que el ahora azulgrana actuó por delante de Cucurella, que acabó de defensa lateral izquierdo.

La selección sub-21 marcó 3 goles con Bryan Gil en el verde luciendo el dorsal 16. El zurdo de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) participó en el segundo tanto, ya que hizo una buena jugada personal por la banda, en el área se fue de un defensa y llegó hasta la raya de fondo, donde dio el ‘pase de la muerte’ a Dani Gómez, quien ‘fusiló’ de fuerte disparo al portero rival en el 2-0. En esa acción, el catalán formado en la cantera del Sevilla demostró su calidad con la pierna izquierda y también visión de juego, porque dio una asistencia de gol al delantero del Levante, criado en la cantera del Real Madrid -fue fichado en julio por el Levante- y nacido en Alcorcón. Dani Gómez fue profeta en su tierra porque también metió el definitivo 3-0.

El triunfo permite a la ‘rojita’ clasificarse para la fase final del europeo sub-21, que se celebrará a partir de marzo en Hungría y Eslovenia. Por primera vez no se disputará del tirón, sino en dos fases debido al coronavirus. Del 24 al 31 de marzo de 2021 tendrá lugar la primera fase (participarán 16 equipos de los que se clasificarán 8), mientras que del 31 de mayo al 6 de junio de 2021 se jugarán los cuartos de final, semifinales y final de un torneo en el que España defenderá su título de campeón sub-21.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Pozo: “Puedo aportar al Eibar profundidad, velocidad y un buen uno contra uno”
Pozo: “Puedo aportar al Eibar profundidad, velocidad y un buen uno contra uno”