Partido grande en el Wanda Metropolitano. Si el Atlético se mueve al son que marca João Félix, el Villarreal lo hace con Parejo como director de orquesta. Si Simeone tiene a Costa y Suárez como delanteros, Emery saca pecho con Alcácer y Gerard Moreno. Y si el Cholo tiene un banquillo con Llorente, Vitolo, Lemar, Correa y Carrasco (dependiendo de quién empiece), el técnico visitante puede echar mano de Bacca, Kubo y Chukwueze si necesita darle otro aire al encuentro. Jugadores que deberían ser sinónimo de espectáculo, goles y buen juego. Aunque no siempre sucede (sigue el encuentro en directo en As.com).

El Atlético arrasó al Granada y luego no pudo hacerle un gol al Huesca. Realizó una primera parte mala y una segunda mejor. Pudo ganar, pero se volvió a pelear con el gol cuando se las prometía muy felices. Suárez tuvo una muy clara y la falló. El equipo de Simeone cuenta con João Félix en estado de gracia. El portugués se ha dado cuenta de que tiene que liderar el juego del Atlético y está siendo el mejor. Gran noticia para los rojiblancos. La negativa dice que los del Cholo volvieron a dejar escapar un tiempo en el que el Huesca estuvo incluso por encima.

El Villarreal, por su parte, sacó músculo financiero en este mercado y reforzó su plantilla de manera importante. Pero veremos si da ese paso al frente al que aspira al inicio de cada campeonato. Lo tiene todo para estar cerca, muy cerca del grupo de elegidos. Para empezar, se llevó un buen meneo en su primera salida. El Barça le pasó por encima.

Ése es el objetivo del Atlético, ser intenso desde el primer minuto. El Wanda Metropolitano impone su ley, con público o sin él. Y el equipo se siente fuerte en su estadio. Al Atlético no le alcanzó la temporada pasada con ganar en casa y empatar fuera. La tónica fue esa, salpicada con alguna derrota esporádica. Ahora ha empezado igual. El Cholo hizo rotaciones en El Alcoraz y Suárez fue titular por vez primera. Podría seguir de inicio o dar paso a Costa. Por cierto, llega el cierre del mercado y veremos si el hispanobrasileño sigue o puede jugar su último partido con la rojiblanca.

El Villarreal varió su sistema ante el Alavés (al 4-1-4-1) y a partir de ahí fomentó su triunfo. Es de imaginar que ante el Atlético potencie su centro del campo. Alcácer y Gerard imponen con sus seis goles en cuatro partidos e igualan a la pareja Rossi-Nilmar de la 2010-11. Hoy tienen una prueba difícil. Llega el primer partido grande al Metropolitano.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Primera prueba de fuego
Primera prueba de fuego

Compartir
Artículo anteriorRonald Araujo, ahora o nunca