El 25 de julio de 2017 Javi Puado, a sus 19 años, marcó en la pretemporada ante el Olot su primer tanto con el primer equipo del Espanyol. Justo en ese momento, uno de sus entrenadores en las categorías juveniles, comentó esto en AS: “Me parece un jugador con unas capacidades brutales. Tiene un físico muy bueno, es potente, se adapta a cualquier posición de ataque, tiene gol. Puede jugar de mediapunta o en los costados, también de nueve. Tiene mucha proyección”, dijo Albert Sánchez, ahora inmerso en proyectos deportivos en los Emiratos Árabes.

Han pasado más de tres años pero ese Puado empieza a aflorar, especialmente el curso pasado en la segunda vuelta en el Zaragoza y ahora en el Espanyol. El delantero le está ganando la partida a otros jugadores con más cartel, como Matías Vargas, Wu Lei o Álvaro Vadillo (que eso sí ha estado lesionado). “Soy ambicioso, siempre quiero jugar. Este año se está dando. Entreno de la mejor manera posible. Estoy contento con mi papel. Somos muchos y hay veces que debes entrar desde fuera, pero lucho por la alineación siempre. Quiero jugar de la mejor manera”, comentó en sala de prensa después del entrenamiento perico en el RCDE Stadium.

La virtud del canterano, ex de la Damm, radica en su polivalencia. Puado es como una navaja suiza, tiene mil utilidades en un equipo: “Es lo que toca y le que pide el equipo. Depende del partido. Estoy cómodo con ese rol, no pongo problemas. Puedo jugar en todas las posiciones de arriba. Para mí siempre estará bien, quiero jugar y mostrar lo que puedo hacer”. El futbolista ha actuado de delantero, de extremo, de mediapunta y hasta de lateral derecho los últimos minutos en Las Palmas.

Hasta el momento, acumula 19 partidos oficiales y ha sumado cuatro tantos, al margen de ser un jugador destacado en muchos encuentros. “La cantera siempre te da un plus y es un orgullo para los aficionados, pero cualquier jugador que venga lo da todo porque sabe cómo es este club”, comentó, mientras dejó claro que “el objetivo es subir, da igual qué equipos estén cerca o si en algún momento nos superan. Quedan muchos partidos y puntos”.

Después de pasar la COVID-19 al comienzo de la pretemporada, a Vicente Moreno le han entrado por los ojos las cualidades de un jugador que también acude asiduamente a las convocatorias de la Selección Sub-21. Es el paso que ha dado Puado este curso, la auténtica navaja suiza de un Espanyol que quiere cerrar ante el Castellón una gran primera vuelta.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Puado, la navaja suiza
Puado, la navaja suiza