Recluido en su casa de Madrid, como el resto de ciudadanos responsables, David Aganzo (Leganés, 1981) atiende la llamada de AS para analizar la crisis del coronavirus que tiene al deporte paralizado y que ya se ha saldado con numerosos futbolistas infectados a los que representa desde el sindicato que preside.

Lo primero, ¿cómo está usted y su familia?

Bien, gracias a Dios, bien. La gente más cercana está sin síntomas, así que no me quejo.

Se le ha visto en televisión con mascarilla. ¿Está especialmente preocupado?

Me tengo que cuidar un poco más por una insuficiencia que tengo de nacimiento. Nací con un déficit de defensas y la inmunidad la tengo más baja que la mayoría. Digamos que, desgraciadamente, soy población de riesgo. Ya me pasaba cuando jugaba. Hay que tener cuidado, vigilar el nivel de vitaminas, hierro y esas cosas. Pero vamos, estoy bien.

¿Cómo mata el tiempo en casa? Igual nos da alguna idea…

Teletrabajando, que para muchos es novedad. El poco tiempo que nos queda, pues viendo series y leyendo. No nos aburrimos. Y hay que hacer deporte. De momento, en tres días no he cogido peso… Ya lo había cogido todo antes (risas).

¿Pensaba hace unos días que estoy se iba a poner tan feo?

Nosotros ya lo avisamos. Nos preocupaba mucho y nos hizo darnos cuenta de la situación el hecho de que tenemos una gran relación con el sindicato italiano de futbolistas (el presidente es su excompañero en el Levante, Damiano Tommassi) Ellos  ya nos dijeron que en principio parecía un simple virus pero que estaban pasando cosas muy serias como estamos comprobando ahora en España. Estamos con alerta, pero hay que tener tranquilidad. Esperemos que pronto vaya a menos hasta el punto de desaparecer.

Ya hay varios casos de infectados en el fútbol español. ¿Ha hablado con los afectados?

No, la verdad es que no. No he hablado directamente con ellos. Pero sí que hemos estado en contacto con muchos futbolistas, la mayoría capitanes y capitanas de nuestro fútbol. Han salido casos, como en todo el mundo. El virus no hace diferencias y todos somos humanos. Es un tema global y no de deporte. Cuando escribimos la carta al CSD, LaLiga y la RFEF para parar las competiciones sabíamos perfectamente de lo que estábamos hablando aunque, eso sí, no del nivel en el que nos encontramos. Parece que todavía hay que pasar por picos más altos, así que calma. Hay que estar en casa protegiéndonos.

AFE fue el primer organismo en reclamar que se suspendiera la competición pero se tardó un par de días. ¿Cree que debió hacerse antes?

Sí. Se podía haber hecho antes pero tampoco sacamos nada con echar la vista atrás ni echar la culpa a nadie. Es el punto en el que estamos. Todos tenemos que sumar y ser responsables. Con la salud de las personas no se puede jugar.

¿Qué le transmiten los futbolistas cuando habla con ellos?

Preocupación. Es la primera vez que nos pasa esto y es normal. Hay mucha incertidumbre por los entrenamientos y contratos. Estamos intentando transmitir tranquilidad. Lo primero es la salud y luego ya veremos todo lo demás. Esperamos instrucciones del Gobierno para todo.

Mientras algunas empresas despiden estos días, hacen EREs y ERTEs, su sindicato tiene a muchos de sus 10.000 afiliados llamando para informarse. Igual tienen que reforzarse…

La verdad es que no paramos. Es lo que toca y es nuestra función. Estamos hablando con todo aquel que lo solicita. Estamos pidiendo calma y esa cercanía con los vestuarios existe siempre porque tenemos delegados por toda España para llegar a todos los equipos y categorías. La gente está entendiendo que hay que entrenar de forma individual, no contagiarse ni contagiar.

Rooney ha dicho que en la Premier se ha utilizado a los jugadores como ”conejillos de indias”. ¿Ha sucedido algo así en la Liga?

No. AFE ha estado en contacto permanente con todas las instituciones y desde el primer momento sabíamos lo que hay y se ha trabajado bien.

Ya se están poniendo muchas soluciones alternativas encima de la mesa para poder acabar la competición. ¿Cuál ve más viable?

Ahora mismo lo más importante para nosotros es la salud. A partir de ahí luego vendrá lo demás. Cuando se estabilice ya veremos entre todos. No sabemos ninguno cuándo va a durar esta situación.

Ya ha habido casos de clubes que han comunicado a sus jugadores que deben volver a los entrenamientos presenciales. ¿Cómo van a abordar desde AFE este problema?

Nosotros aconsejamos a los futbolistas que no acudan al lugar del entrenamiento para trabajar. No tiene sentido que todo el mundo esté en casa para parar este virus y los futbolistas se vayan a poner a entrenar en grupo… Se pueden hacer entrenamientos individuales.

Esta situación es novedosa. ¿Cómo la aborda AFE cuando le preguntan si puede haber despidos u obligaciones para ir a entrenar o para coger vacaciones?

Los jugadores tienen que hacer lo que les digan sus clubes. Son trabajadores como cualquier otro. Lo que sí pedimos es que todos los clubes velen por la salud de los deportistas. No hay que retroceder.

Si se reanuda y alarga el campeonato más de lo esperado, habrá jugadores que ya no les cubra el contrato que firmaron hasta el 30 de junio… ¿Han pensado alguna medida para solucionarlo?

Ahora mismo no. La semana que viene nos reuniremos con la RFEF y LaLiga en el Comité de Seguimiento y veremos. Preocupa, pero a largo plazo. Ahora, centrémonos en la salud. Estamos en la primera fase. Es que no sabemos ni cuántas jornadas se va a parar en total el campeonato. Hablar de futuribles es hablar demasiado.

¿Cuáles son los siguientes pasos a seguir por AFE?

Parar el virus. No hay más pasos. Pero ya le digo que los jugadores quieren volver a jugar como antes y cuanto antes, y recobrar la normalidad en el trabajo. Los futbolistas son felices jugando y quieren disputar todos los partidos, ser felices y ayudar a la gente. Ahora saben que toca responsabilidad y luego llegará el turno de volver a competir.

Hacía mucho tiempo que no se veía tanta unión entre instituciones. ¿Ha unido el coronavirus a LaLiga, RFEF y AFE?

Pues sí. Siempre lo he dicho. Me encantaría que tuviéramos una relación más estrecha entre todos, entre el CSD, LaLiga, la RFEF y AFE. Todos juntos podemos combatir los problemas y tenemos que estar mucho más unidos y no solamente para estos problemas gravísimos. Se ha confirmado que juntos somos un buen equipo y trabajamos mejor unidos. Hay que mirar por el bien general y vamos por el buen camino.

Al menos nos vamos a quitar todos de en medio las elecciones a la RFEF…

Tendría todo el sentido del mundo que se retrasen. Ahora lo importante es la salud. Es un tema de sentido común y hay que buscar soluciones lógicas.

¿Qué hay de cierto en que usted viajó a Oporto para convencer a Casillas a dar el paso de presentarse a las elecciones?

Yo tengo mucha relación con Iker. No tengo nada que ocultar. Sus padres son vecinos de mi familia en Boadilla y nos conocemos desde hace mucho. Fui a ver cómo estaba porque está viviendo una situación personal delicada. Me duele que los temas personales los quieran sacar interesadamente. Entiendo el morbo, pero yo no tengo ni voto en las elecciones y AFE dará siempre la oportunidad a los futbolistas para que decidan ellos qué hacer.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
“Se confirma con el coronavirus que trabajamos mejor unidos”
“Se confirma con el coronavirus que trabajamos mejor unidos”