El triunfo ante el líder. “Si el partido tenía que caer de un lado, estaba claro que era del nuestro. Lo veo claro. En la primera parte hicimos un partido muy serio. Ellos no sufren incluso defendiendo cerca de portería. Pero tuvimos varios acercamientos. La clave era no recibir goles. Al final estos partidos engañan. Hay partidos igualados, que te llevas a tu terreno, pero en un error te marcan”.

Más que tres puntos. “El triunfo nos reafirma. No estuvimos tan mal en Tenerife para perder. El Espanyol sigue siendo el líder y el claro favorito a ascender. Pero esta victoria nos empuja. Hacemos muchas cosas bien. La mejor prueba la tenemos ahora, con dos partidos seguidos fuera de casa”.

Reto fuera de casa. “Tuvimos mala suerte porque los dos partidos son muy cercanos, en jueves y domingo, y con desplazamientos. Seguro que deberemos utilizar más jugadores. Hay varios con molestias y con cansancio”.

La alineación. “No tenemos un equipo titular. Los cambios respecto al otro día fueron pocos porque lo hicimos mejor de lo que pareció. Seguro que ahora habrá minutos para mucha gente, y esperemos sumar más jugadores”.

Los tocados. “Será difícil que estén Antoñín y Velázquez en el próximo partido. Velázquez tiene ya algo dañado el aductor, pero no sé exactamente cómo está ahora. Los médicos dirán”.

Partido aburrido. “No ha sido aburrido. Para el público puede parecer aburrido, pero como técnico no lo fue. Hicimos muchas cosas bien para que ellos no llegaran y para mantener la portería a cero. Nos da buen resultado poniendo a Isi a pierna cambiada”.

El estado del césped. “Probablemente Vicente tiene razón, está mejor que en los dos partidos anteriores, pero tienen margen de mejora, había zonas en las que estaba poco tupido. Estaba resbaladizo. Los jugadores pueden patinarse algo más, había que ser finos técnicamente”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
“Si el partido debía caer de un lado, era sin duda del nuestro”
“Si el partido debía caer de un lado, era sin duda del nuestro”