Sidnei fue titular en el Betis un mes después de jugar un minuto frente a Osasuna. Su temporada no está siendo la esperada en Heliópolis tras firmar el pasado año otro curso repleto de irregularidad, pero el brasileño quiere agarrarse a su enésima oportunidad de la mano de Manuel Pellegrini y ganarse una continuidad que se antoja muy cara en el equipo verdiblanco. El central, que jugó 450 minutos en esta campaña, trata de luchar contra las adversidades: alternó partidos brillantes con actuaciones para el olvido y las grandes deficiencias defensivas del Betis obligó a rotaciones que aún no encontraron una fórmula definitiva en manos del técnico chileno. Sus 90 minutos en Mutilva son un guiño a la esperanza para un jugador que termina contrato la próxima campaña. 

Sidnei encaró esta campaña con la esperanza de dejar atrás las dudas del curso pasado. Desde la marcha de Quique Setién no encontró la regularidad esperada sobre el césped y ahora es Pellegrini el que trata de conseguirla en plena lucha contra unos números que evidencia las carencias individuales y colectivas del equipo en el marco defensivo. El central se perdió algunos choques por lesión, mientras que la entrada en escena de Víctor Ruiz frenó su protagonismo en las últimas semanas después de haber jugado un minuto ante Osasuna el pasado seis de diciembre. Con miras a la próxima jornada de Liga, su aspiración está en repetir zaga con Mandi al tiempo que Bartra acelera en su recuperación.

Pero la baza de Sidnei mira al futuro con numerosas incógnitas. Se trata de un futbolista que no tiene la regularidad deseada en rendimiento y minutos y por ello su nombre se encuentra sobre la mesa como hipotética salida en el mercado invernal si llegan ofertas por él. El club verdiblanco tratará de encontrar algún camino para reforzar el centro de su zaga, aunque para ello debe encontrar cierto aire económico que llegue a través de un traspaso. Sidnei ya estuvo cerca de marcharse el pasado invierno cuando comenzó a disfrutar de menos tiempo de juego a las órdenes de Rubi, pero finalmente se quedó en Heliópolis. Ahora, tiene en sus manos su enésima oportunidad para convencer a Pellegrini.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Sidnei se agarra a su enésima oportunidad un mes después
Sidnei se agarra a su enésima oportunidad un mes después