Manuel Pellegrini quiere que todo su plantel esté presente en la pelea por Europa y que la competencia sea creciente en este tramo final de campaña. Prueba del buen hacer del técnico chileno es la mejoría en el rendimiento de algunas de las piezas que hasta el momento fueron secundarias en sus planes. Es el caso de Sidnei, que fue titular ante el Getafe debido a la ausencia por lesión de Víctor Ruiz y que dejó una grata impresión al no pasar apenas apuros durante el choque. Se trata de la primera titularidad del brasileño en Liga desde el pasado mes de noviembre, aunque sí participó desde el inicio en algunos choques de la Copa del Rey. Ahora, el defensor encara el tramo final de campaña con las miras en ser importante para Pellegrini y lucir su mejor versión sobre el césped, la que ya despertó muchos halagos cuando aterrizó en Heliópolis bajo las órdenes de Quique Setién.

Muchos focos se centraron en Sidnei cuando el Betis se marchó de la Copa del Rey ante esa acción en la que Raúl García le ganó la partida a los centrales del equipo verdiblanco al borde del pase a las semifinales. Pero el brasileño tiene la confianza de Pellegrini y cuenta con un papel en su puzle debido a la ausencia de Bartra y los problemas físicos de Víctor Ruiz. Su rol, sin embargo, es secundario desde hace muchos meses e incluso su figura estuvo cerca de una marcha del club en las últimas tres ventanas del mercado de fichajes.

La mejoría de la defensa verdiblanca quedó reflejada con los números de los últimos meses y el rendimiento creciente de muchas de las bazas usadas por Manuel Pellegrini. El técnico espera que ninguno de sus defensores se baje ahora del carro en plena pelea por la zona europea y con una competencia que no existió en el inicio de campaña. Para Sidnei, se trata de la enésima oportunidad en Heliópolis para demostrar que su nivel de juego puede ser mucho más alto que el reflejado en su última campaña y media.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Sidnei, un invitado inesperado en el esquema de Pellegrini
Sidnei, un invitado inesperado en el esquema de Pellegrini