Carlos García Cuello, exjugador del Oviedo, es además el psicólogo de las categorías inferiores del club azul. En un momento tan complicado, explica la receta para llevar la situación de la mejor manera posible y no perder la forma. “Quizás el aspecto psicológico es de mejor relevancia que el físico, pero también se puede trabajar. Lo que queremos es que los jugadores pierdan el menor tono físico posible y para lograrlo manteneos el contacto a través de grupos de trabajo interno”, indica el preparador.

Carlos García Cuello explica algunas pautas: “Una situación como esta requiere fortaleza mental. Les puede ayudar a prepararse para el futuro, ante posibles lesiones, suplencias u otras situaciones negativas, por ejemplo. Es suficiente con mantener las rutinas: horario de las clases y la práctica de actividad física”. Y añade: “Es importante prevenir estados bajo de ánimo, pero aún más normalizarlos. Hay que relativizar y entender que puede haber altibajos”.

Para el preparador, es mejor no mirar a largo plazo y centrarse en pequeños objetivos para afrontar el encierro. “Hay que centrarse en las próximas 24 horas y gestionarlas lo mejor posible. Fijarte una fecha más lejana. como el 11 de abril, puede motivarnos a medida que pasen los días pero también puede convertirse en una frustración si la vuelven a posponer. Es mejor asumir las cosas con el partido a partido”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Un encierro “partido a partido”
Un encierro “partido a partido”