Correteando por las calles de su Ripollet natal, en las que jugaba partidillos improvisados con sus compañeros de escuela y amigos, Isaías Sánchez (9-2-1987) acaso soñaba con triunfar en el fútbol. Probablemente, en el Sevilla, pasión de niño que le inculcó su padre. O, más tarde, en el Espanyol, donde recaló solo una temporada, la 2010-11, pero que le marcó: cuatro partidos en Primera a las órdenes de Mauricio Pochettino, uno de ellos el derbi en el Camp Nou. Pero nunca imaginaría que se consagraría nada menos que en las antípodas de todo ello.

A pesar de haber renovado por dos años con el Espanyol, Isaías recaló en la Ponferradina, desde donde le llegaría la propuesta que cambiaría su vida para siempre: el Adelaide United. “Empezó siendo una aventura, una experiencia más en mi carrera”, admite el mediocentro. Y lo hace esta semana, justo después de obtener la ciudadania australiana, en un acto pomposo celebrado en el Hindmash Stadium, su casa, y flanqueado por el resto de futbolistas de un equipo que él capitanea, además de staff técnico y empleados.

Para llegar a ese punto, Isaías ha tenido que residir más de cinco años en el país y superar exámenes de inglés, política y cultura general ‘aussie’. “Quiero que mi familia crezca aquí, porque es un país seguro y sano”, proclama el futbolista, que antes de recalar en el Espanyol compaginaba el fútbol, en el Badalona, con un trabajo de lampista.

Pero los sueños no se acaban aquí. Isaías ya es seleccionable por los ‘socceroos’, la selección australiana. Quién sabe si en la clasificación para el Mundial…


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Un experico de Ripollet camino de jugar con los ‘socceroos’
Un experico de Ripollet camino de jugar con los ‘socceroos’