El duelo de nuevos se quedó en casa. Elche y Nàstic demostraron que llegan a la segunda vuelta con una imagen distinta a la que han mostrado en la primera parte del campeonato, la que los ilicitanos cierran con el objetivo de habitar fuera del descenso. A los catalanes, el efecto Enrique Martín aún no le da para abandonar el farolillo rojo, aunque para nada dan la sensación de ser un equipo hundido. La expulsión de Fali, antes de la media hora, condicionó el encuentro y el golazo de Iván Sánchez resolvió el choque.

La posesión y el control del balón no siempre es directamente proporcional al peligro en las áreas. El Elche dominó al Nàstic, pero quien sufrió en su portería fue el debutante Edgar Badía. Pacheta y Enrique Martín ordenaron una defensa alta para dificultar la salida de balón de su rival. Iván Sánchez y Javi Flores canalizaron las vías de peligro franjiverdes, con un par de oportunidades para cada uno, mientras que Sory Kaba se peleaba, esta vez sí, hasta con su sombra.

Sin embargo, las tres ocasiones más claras fueron para los tarraconenses. Primero, un balón entre la defensa del senegalés Thioune dejó solo a Luis Suárez ante Edgar Badía, pero su lanzamiento se encontró con la primera gran para del barcelonés. La precipitada expulsión de Fali, por protestar una falta sobre Sory, metió en las trincheras a los de Martín, aunque con uno menos Manu Barreiro pudo adelantar a los suyos. En el minuto 35 remató a la cruceta un centro desde la derecha. Y en la siguiente acción, su volea a la media vuelta se marchó alta por poco. Ambas, ya con uno menos. La entrada de Mikel Villanueva recompuso la zaga grana.

Pacheta no esperó a meter madera al fuego del partido, con Josan y Benja en lugar del debutante Nacho Gil y Xavi Torres. Pasó a jugar con dos torres arriba, pero mantuvo la línea de cuatro atrás para protegerse ante la amenaza de Luis Suárez y Manu Barreiro. De nuevo, la primera oportunidad peligrosa la tuvo el Nàstic con una falta en la corona del área. Ejecutó Abraham y voló Edgar Badía, en otra gran intervención.

El paso de los minutos fue volcando el partido hacia el área de Bernabé, con Iván Sánchez y Josan percutiendo por las bandas. Sory y Benja con la caña preparada. Josan y Javi Flores hicieron de teloneros como antesala al golazo de Iván Sánchez. El jienense recogió un balón suelto para acomodárselo a la pierna izquierda y con un trallazo colarla cruzada en la portería del Nástic. Sory Kaba pudo cerrar el partido con una ocasión mano a mano de Sory, a pase de Benja. El delantero guineano la estrelló en el palo. Y como el Elche no mató, sufrió. El Nàstic, en inferioridad, no le perdió la cara al resultado y generó inquietud, aunque no ocasiones ante el nuevo dominio infranqueable de Edgar Badía, listo para iniciar el tramo decisivo de la temporada.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Un golazo de Iván Sánchez sentencia al Nàstic en Elche
Un golazo de Iván Sánchez sentencia al Nàstic en Elche