Un gol de laboratorio antes de los veinte minutos encaró el partido para los bermellones ante un Tenerife que se estrellaba en el larguero en la primera parte y en Manolo Reina en la segunda.

Una de las grandes cuentas pendientes del Mallorca en los últimos años, aprovechar el balón parado de cara a portería, fue precisamente lo que abrió el marcador cuando una falta lateral ejecutada por Oliván era rematada de cabeza por Valjent para establecer el 1-0.

A partir de ahí, el dominio inicial local se fue equilibrando de manera que un disparo de Jacobo al travesaño pudo igualar el marcador. El Tenerife revertió el dominio y cuando mejor estaba jugando se llegó al descanso.

En la segunda mitad un penalti muy protestado en el minuto 54 de partido por derribo a Dani Rodríguez sirvió para que el Mallorca anotara el segundo gol y pusiera más distancia en el marcador. Un triple cambio en el conjunto canario le dio más chispa al equipo visitante que se creció a medida que el Mallorca reculaba amparado en el resultado y ahí llegaron las ocasiones chicharreras en disparos de Aitor Sanz, Moore, Sipcic y un remate a bocajarro de Wilson que sacó Reina a una mano.

El Mallorca crece tras dos victorias seguidas mientras que el Tenerife, tras tres derrotas, se descuelga.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Un Mallorca resultadista se impone a un Tenerife sin gol
Un Mallorca resultadista se impone a un Tenerife sin gol