La suspensión del Atlético-Athletic provoca un cambio en los planes de Simeone, quien ha visto afectada su planificación. Este hecho supone un contratiempo más en un mes que ha sido complicado para el equipo rojiblanco. El pasado 12 de diciembre el Atlético cayó en el derbi ante el Real Madrid, en un partido que ha sido la única derrota rojiblanca en el campeonato liguero. Ha sido el único borrón de un equipo que a continuación ha ido ganando sus choques ligueros.

Posteriormente dos hechos golpearon la hasta entonces idílica situación del Atlético. Trippier fue sancionado por la Federación Inglesa con diez semanas sin jugar debido a un tema de apuestas. El defensa inglés había sido fijo para Simeone y disputado todos los partidos. Una seria adversidad para el conjunto madrileño. Se perdió los partidos ante Getafe y Alavés y también el de Copa frente al Cornellà. Recibió la cautelar y ya podrá estar a las órdenes del Cholo.

Diego Costa decidió marcharse del Atlético tras el encuentro ante la Real Sociedad. El delantero esgrimió que tenía que resolver unos temas personales para abandonar el Atlético, con el que llegó a un acuerdo de rescisión tras fijar el club del Wanda Metropolitano una penalización en caso de ir a los principales rivales del equipo rojiblanco. El Cholo se quedó sin Costa y sin un delantero para hacerle la competencia a Luis Suárez.

El 2021 no comenzó muy bien, pues fue eliminado de Copa a manos del Cornellà. Por segunda temporada consecutiva un equipo de Segunda B dejó fuera al conjunto del Cholo en una competición muy del agrado del técnico argentino. La unidad B del Atlético no respondió y muchos jugadores no dieron la talla. Posteriormente Simeone realizó unas declaraciones en las que dejó su futuro en el aire, aunque a renglón seguido dijo que está muy feliz en la entidad madrileña. El Cholo está en diálogo con el club para renovar dos años más el contrato que acaba en 2022.

Aunque no todo será negativo para el equipo rojiblanco. El Atlético tiene tres partidos aplazados, el primero de ellos este martes ante el Sevilla (21:30 horas), aunque habrá que ver las condiciones climatológicas. La evolución del temporal dictaminará si se podrá jugar el encuentro. El calendario le dará un respiro al Atlético, aunque luego no tendrá apenas tiempo para el descanso.

El Atlético apura la recuperación de alguno de sus lesionados. Así, Herrera, quien no juega desde el 12 de diciembre en el encuentro ante el Real Madrid, entra en la recta final de su lesión. Para lo que vendrá posteriormente será primordial para Simeone al máximo de jugadores disponibles. El mexicano había entrado en los planes del Cholo, pero la lesión le ha vuelto a apartar del equipo.

João Félix terminó ante el Cornellà con problemas en un tobillo, lo mismo que Giménez, quien se tuvo que retirar al minuto 10 de partido. El viernes, en la previa del partido ante el Athletic, no se entrenaron, aunque sí hicieron trabajo en el gimnasio. Estos días les servirá para dejar atrás sus respectivas molestias. No son lesiones graves, aunque impidieron que pudieran seguir jugando el encuentro copero y para el Cholo es importante el concurso de estos dos futbolistas.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Un mes de contratiempos
Un mes de contratiempos