El Manchester United necesita un extremo de primer nivel para reforzar su plantilla y, a día de hoy, se le han caído sus dos principales objetivos. El gran sueño en Old Trafford desde hace tiempo es fichar a Jadon Sancho (20 años), que está llamado a ser el próximo gran crack inglés. El joven extremo abandonó el City en 2017 por el proyecto deportivo que le ofrecía el Dortmund y su refuerzo sería una victoria doble: reclutar al que debe ser el referente de la selección inglesa la próxima década y además vestir de red devil a un canterano del City, cuya pérdida aún escuece.

Sin embargo, el Borussia Dortmund no rebaja sus pretensiones (pide más de 120 millones) y en la situación económica actual el United no ve factible asumir la cantidad que costaría el traspaso más el elevado sueldo que pide el futbolista. Por eso, empiezan a resignarse a aplazar su contratación hasta el próximo verano.

En Old Trafford siempre fueron conscientes de lo difícil que iba a ser el fichaje de Sancho y por eso empezaron las conversaciones para intentar el refuerzo de Ferran Torres. El canterano del Valencia es el otro gran crack ofensivo de esa generación del 2000 europea. Un perfil similar al de Sancho, aunque a un precio mucho más asumible (el Valencia necesitaba vender y su contrato finalizaba en 2021). Pero en esa pelea por Ferran se encontraron con el City, que le ofreció un proyecto deportivo que convenció al internacional español (pagaron 23 millones más variables por él).

Ese rechazo de Ferran, unido a la dificultad de fichar a Sancho, provoca que a día de hoy la cesión de Bale encaje en el proyecto del United.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
United-Bale: Ferran era la alternativa a Sancho
United-Bale: Ferran era la alternativa a Sancho