“Mi culpa… ¡Gracias equipo! ¡Seguimos!”. Asi se expresaba Tomas Vaclik en sus redes sociales a la conclusión del Sevilla-Celta. Un partido en el que los locales arrasaron en los primeros diez minutos hasta que un fallo garrafal del portero checo facilitó el empate y metió al Celta en un partido en el que Vaclik fue titular casi por sorpresa.

Porque Vaclik salió en el once titular tras conocerse el positivo en COVID de Bono. Y como en los partidos ante Eibar y Krasnodar, donde Vaclik también partió de inicio, el primer tiro de los rivales acabó en gol. Sin embargo, Vaclik supo redimirse con dos paradas con el pie en la segunda mitad cuando el partido aún iba empatado. El ex del Basilea fue clave para cerrar la puerta a Iago Aspas y a Santi Mina y allanar así el camino hacia la victoria de los suyos.

Y ahora, a Vaclik se le presentan otras cuatro oportunidades por delante para recuperar la titularidad que perdió por lesión la pasada temporada. Bono estará fuera, como mínimo, en los partidos ante Krasnodar, Huesca, Chelsea y Real Madrid y, como es lógico, Vaclik será su sustituto. Partidos de enjundia, sobre todo los dos últimos, para que Vaclik demuestre que puede volver a ser el portero titular del Sevilla y llamar a la puerta de los despachos del club de cara a una hipotética renovación, puesto que acaba contrato en junio.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Vaclik: cantada, paradones y cinco oportunidades
Vaclik: cantada, paradones y cinco oportunidades