Vinicius Junior (19 años) no pierde el tiempo. El brasileño se machaca en su casa de Madrid para llegar como un tiro al tramo final de la temporada (si se llega a disputar. El carioca no quiere que ahora, que atraviesa un excepcional momento de forma, vuelva a ser carne de banquillo. Él sabe lo que le ha costado regresar a la titularidad después de su lesión en el pasado mes de marzo de 2019, cuando cayó lesionado en el encuentro de Champions ante el Ajax. Sufrió una rotura de ligamentos de la articulación tibioperonea de la pierna derecha: aquella lesión le apartó del Madrid y le retrasó su debut con la camiseta de Brasil. Por aquel momento se había convertido en una de las bazas ofensivas para los blancos que dirigía Solari. Volvió a jugar a falta de tres jornadas del final: gozó de 17 minutos ante el Villarreal, otros 15 ante la Real Sociedad y jugó completo el último encuentro de Liga ante el Betis. El entrenador ya era Zidane…

Sin embargo, esta temporada ha sido un poco guadiana para el 25 madridista: ha participado en 28 encuentros de 39 totales (el 71,79%), siendo titular en 13 de ellos (el 46,42%). Últimamente le ha ido bien: ha salido en la foto de inicio ante el Barcelona (abrió el marcador para los blancos con ayuda de Piqué) y el Betis. No ha sido convocado en seis ocasiones: cuatro de Liga (Granada, Leganés, Real Sociedad y Valladolid, los tres primeros eran partidos en el Bernabéu) y dos de Champions (Galatasaray y PSG, los dos también en casa), mientras que ha sido suplente en otros cinco encuentros. Suma cuatro goles y tres asistencias, la última sirvió para que Isco inaugurase el marcador ante el Manchester City. Ahora, Vinicius no quiere perder el tiempo ni que lo hagan perder desde el banquillo…

 

 


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Vinicius no pierde el tiempo
Vinicius no pierde el tiempo