Juan Carlos Cordero transmite tranquilidad, aunque seguramente la procesión va por dentro. A tres semanas para el cierre del mercado, al director deportivo le queda tarea por hacer. “Vivimos en una calma tensa”, trató de resumir el murciano. “Lo importante ha sido cerrar a Nono que era una prioridad y hace unas semanas no podíamos. Podríamos firmar, es sencillo, y tener la plantilla cerrada, pero hay momentos para firmar lo que de verdad queremos el entrenador y yo”, explicó.

En ese sentido, admitió que espera no tener que llegar al último día para confeccionar el equipo, “pero a veces por una buena operación apuras. Si tengo las cosas claras y el mercado me lo pone delante no voy a esperar. Otra cosa es que el último día surja algo para mejorar la plantilla y me quede margen. Hemos tenido la fortuna de poder ahorrarnos salarios con jugadores que han salido, vamos sin pausa para darle al entrenador un equipo acorde a lo que quiere. Estamos esperando salidas de jugadores de Primera División”, avisó.

Cordero contó que está notando que al Tenerife lo meten en las quinielas de todos los futbolistas, “y no sé si es para encarecer el producto. No me sorprende, vinculan cinco o seis jugadores cada día y tantos no vamos a firmar. Haremos el mejor equipo posible y con los jugadores que quieren venir. Los rumores son historias para no dormir muy largas”.

El director deportivo remarcó que podría haber alguna salida más, además de la de Nahuel de quien dio detalles: “Es una cesión sin opción de compra. No va a poder jugar contra nosotros excepto pagando una cantidad económica. Nosotros tenemos que pagar una parte, pero no el 50 %”.

Quien podría seguirle los pasos sería Fede Olivera. El lateral tiene todo acordado para jugar a préstamo en el Marino, en Segunda B, mientras que los futuros de Shashoua y Elliot están en el aire. “Habrá que hablar con esos jugadores y si se van a sentir cómodos. Evaluaremos lo que sea mejor, una cesión o no. Ellos también van a decidir”.

Por último, se refirió a Borja Lasso quien lleva lesionado desde diciembre y está en la recta final de su recuperación. “Es un jugador diferencial, no tenemos otro igual que él”, describió Cordero. “Aunque puedan jugar ahí Bermejo, Jorge Padilla o Zarfino”, apuntó, “Lasso da otras cosas, tiene llegada, último pase, hace dudar al rival…Es cierto que la recuperación se ha alargado pero lo está dando todo cada día, pero no le vamos a meter prisas”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
“Vivimos en un calma tensa”
“Vivimos en un calma tensa”