La Real Sociedad y el Barcelona se enfrentan esta noche en el Nuevo Arcángel (21:00 horas, #Vamos) a una oportunidad única: la de plantarse en una final en el caso de ganar un partido que les pondrá a las puertas de un título y les puede situar en un nuevo inicio (sigue el encuentro en directo en As.com). Un volver a empezar de manual para ambos equipos. Uno que hace 34 años que no levanta un título y que hace 32 que no juega una final (que precisamente perdió ante el rival de esta noche) y también para un Barça que vio cómo hace un año en la Supercopa de Arabia el castillo de naipes se desmontaba sin remedio hasta llegar a la catástrofe de Lisboa.

Hay que dejar claro de entrada que ninguno de los dos equipos es fiable ni parte con un dominio de la situación. La Real empezó el curso jugando como aspirante a LaLiga y logrando resultados que confirmaban esta condición, pero se ha ido deshinchando en las últimas semanas en las que únicamente la victoria ante el Athletic Club ha elevado un tanto la moral.

Por su parte, el Barça llega en el mejor momento de la temporada, lo que visto el devenir del equipo blaugrana por el curso tampoco significa demasiado. El equipo de Koeman sigue siendo una moneda al aire, pero últimamente acostumbra a salir cara porque Messi sonríe y cuando el argentino anda fino, pocas previsiones en contra de los barcelonistas pueden hacerse.

El Barça empezó a tomar las vitaminas contra su depresión post Lisboa precisamente el día que ganó a la Real Sociedad en el Camp Nou.

La Real perdió ese día, pero lo más preocupante es que sigue huérfana de David Silva, el jugador que le daba ese plus de creatividad necesario en momentos complicados.

En el equipo vasco, Isak saldrá en punta por Wilian José y todas las miradas se fijaran en Oyarzabal, jugador capaz de decidir cualquier partido. En el Barça, poco cambiará respecto a lo que ha ido funcionando en la búsqueda de una nueva oportunidad que les permita volver a empezar


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Volver a empezar
Volver a empezar