Abelardo regresó al estadio municipal vitoriano. A principios de siglo llegó como jugador y, hace dos años, triunfó como entrenador. Pero tenía la sensación de que su ciclo había terminado y que alargarlo no era un acto inteligente. Además se vio inmerso, como víctima, en una red de extorsión y sufrió un proceso judicial que incluso le llevó a ir a testificar a Teruel. Tenía que dedicar tiempo a su familia y regresó a Gijón. Aunque sonó para muchos equipos en diversas ocasiones, no fue hasta el año pasado cuando recaló en el Espanyol de Barcelona. No hizo un gran papel y fue cesado por los periquitos.

“Quiero agradecer a la entidad que me den de nuevo la oportunidad de entrenar a este club. Vuelvo con más ilusión todavía que en la última ocasión en la que vine. Voy a darlo todo para tratar de conseguir los objetivos. El año del Centenario queremos esta en Primera. Espero que la gente se sienta, desgraciadamente desde casa, orgullosa de este equipo”, comentó el asturiano.

Sobre su retorno dijo que “cuando me despedí ya señalé que el Alavés hizo todo lo posible para que yo continuara aquí pero yo necesitaba un descanso. De hecho, tuve varias ofertas y no acepté ninguna. Hasta que llegó el Espanyol”. La situación es distinta a la que se encontró en su primera etapa. “Yo parto de cero, vivo el presente. No me puedo acordar de lo que ocurrió hace unos años porque ahora estamos en otras circunstancias. La igualdad es tremenda, hay muchos equipos en situación muy parecida. Creo que el equipo tiene que ser competitivo y pienso que puede conseguir la permanencia”.

Abelardo siguió disertando. “A la afición hay que pedirle que se cuide y que tenga respeto al virus. Nosotros los tenemos muy presentes y hay muchas ganas de que puedan volver cuanto antes para apoyarnos”. De Machín dijo que “Machín ha hecho un gran trabajo pero los resultados son los resultados. El año pasado también sustituí en el banquillo del Espanyol a Pablo pero eso es sólo una anécdota”. Sobre el mercado invernal observó que “no hemos hablado de la posibilidad de reforzarse o no. Yo vengo a este club con esta plantilla. Son los jugadores que tengo y a los que tengo que sacar el máximo rendimiento. Tenemos que ser fuertes defensivamente, que ataque rápido, que sea vertical y que la gente disfrute con él. Yo no voy a jugar y no voy a ser el salvador. Voy a ser el que les transmite unas ideas, pretendiendo ser un conjunto compacto”.

El Pitu habló del partido del sábado en Copa. “El Almería tiene una grandísima plantilla y será un partido complicado ante uno de los mejores de Segunda. Yo he intentado crecer como entrenador. He estado un tiempo sin entrenar pero lo he aprovechado para aprender. Eso es lo que tienen que hacer todos cuando están parados. Mi idea ahora es que vayan cogiendo los conceptos que yo pretendo inculcarles. El Alavés no puede renunciar a tratar de ganar cualquier partido. Hay plantillas con más presupuesto pero nosotros tenemos que ser competitivos en todos los partidos”, sentenció.

El presidente del Alavés, Alfonso Fernández de Trocóniz, quiso “agradecer a Machín y Balcells su dedicación y trabajo por este club. Como no podría ser de otra forma, le deseamos lo mejor en su vida personal y profesional a partir de ahora”. Sobre Abelardo comentó que “hay que agradecerle que acepte de nuevo el reto de entrenar al Deportivo Alavés”. El Director Deportivo, Sergio Fernández, añadió que “tenemos tristeza por la salida de Pablo y Jordi. La lástima es que los resultados no nos han permitido seguir con ese proyecto. Esperamos repetir con Abelardo las experiencias que tuvimos en la anterior etapa que estuvo aquí como entrenador”. Sobre la salida de Machín, Fernández dijo que “no hay nada que reprocharle pero es cuestión de tendencias. Los resultados deportivos a veces se llevan por delante las intenciones del club. También hay situaciones internas del club que no hay que explicar en público”.

El Director Deportivo no se “arrepiente de haber firmado a Machín en verano porque sigo pensando que era la mejor opción en aquel momento. Luego los resultados y otras sensaciones te llevan a tener que tomar decisiones traumáticas. Nos encantaría que Abelardo esté muchos años con nosotros porque eso será una magnífica señal. Con el Pitu detuvimos la relación profesional pero no la personal y siempre hemos estado en contacto. La viabilidad del Alavés es seguir en Primera división y a veces nos vemos obligados a tener que tomar decisiones. Unas veces por la decisión del entrenador y otras por el club, no hemos tenido la continuidad deseada. Esperemos que ahora Abelardo nos ayude a estabilizar la situación y a progresar y crecer. Tenemos que sacar el máximo rendimiento a lo que tenemos porque sin salidas de jugadores no va a haber llegadas”.

De la plantilla, Sergio Fernández dijo que “tenemos uno de los mejores porteros de la categoría, buenos futbolistas en defensa en centro del campo y unos delanteros de primer nivel. Creo firmemente que si sabemos sacar la mejor versión de la plantilla que tenemos no tendremos por qué pasar por las penurias por las que estamos atravesando ahora”, concluyó.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
“Vuelvo con más ilusión”
“Vuelvo con más ilusión”