Los éxitos o fracasos de un equipo no se pueden atribuir a una sola pieza en un juego tan colectivo como el fútbol. Y así, si el Espanyol encadena seis jornadas invicto (dos victorias y cuatro empates) es en buena medida gracias a que supo mantener la confianza en la filosofía de su entrenador, Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, y a que está siendo mucho más pragmático a domicilio. Pero un nombre surge inevitablemente en esta positiva racha: Wu Lei.

El debut del futbolista chino en el Espanyol, y en LaLiga, coincide plenamente con estos seis partidos (que conviene no olvidar llegan tras un tramo de tres puntos sobre 30), en los que ha aportado desparpajo, con velocidad, desmarques de ruptura y omnipresencia en la zona de ataque. Cualidades que, para muchos, lo convierten en el talismán del conjunto perico. Pero es mucho más. En su segundo partido, ante el Rayo Vallecano, originó la remontada al forzar un penalti. Frente al Huesca, agitó la contienda enviando un balón al palo. Contra el Valladolid, hizo historia al anotar el primer gol de un chino en LaLiga, que sirvió para sentenciar el encuentro. Y en San Mamés, estrenó su casillero de asistencias.

Además, se entiende de maravilla con Óscar Melendo, Sergi Darder y con Esteban Granero, cuya sociedad estalló contra el Athletic Club. Y todo ello, en solo 374 minutos (controvertida su sustitución temprana el viernes) y sin haber jugado antes en Europa.

Pero es que si se tienen en cuenta los resultados del Espanyol solo mientras Wu Lei ha estado sobre el césped, saldrían ocho goles a favor y dos en contra. O lo que es lo mismo, cuatro victorias (Villarreal, Rayo, Valladolid y Athletic) y dos empates (Valencia y Huesca). ¿Un mero talismán? No, más bien un seguro de vida.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Wu Lei, mucho más que el talismán del Espanyol
Wu Lei, mucho más que el talismán del Espanyol