El sello Zizou ya empieza a notarse. El francés sorprendió ayer por la mañana con una convocatoria con muchas novedades. Dejó fuera de la lista para el partido ante el Huesca (20:45 horas, Movistar Partidazo) a pilares del equipo como Varane, Kroos, Modric o Asensio. Todos ellos llegan a esta jornada después de jugar con sus selecciones. Y esta es la hoja de ruta que ha llevado a Zidane a levantar, entre otras muchas cosas, tres Champions consecutivas con el Madrid. Las rotaciones se han convertido en una pieza fundamental en su forma de trabajar y en esta atípica temporada también continuará esta filosofía. 

Las rotaciones tienen dos puntos positivos: que los titulares se tomen un respiro y que los menos habituales estén metidos en la dinámica del equipo. Esta idea la llevó Zidane a la práctica en la temporada 2016-17. Ese año, el Madrid logró el doblete (Liga y Champions) 59 años después. El técnico francés generó dos equipos titulares. El ya famoso Plan B de Zidane le funcionó a la perfección. Danilo, Pepe, James, Kovacic o Morata, los cimientos de ese otro Madrid. El cenit de este equipo llegó en Riazor, un 26 de abril de 2017

Llegó el mes de abril y Zizou llevó a cabo una política de rotaciones extrema. Se convirtió en un habitual ver hasta nueve suplentes con respecto al equipo titular. Esto ocurrió en Granada, justo después de golear al Atleti (3-0) en las semifinales de Champions. Pero hubo un partido que se convirtió rápidamente en el ejemplo de esta filosofía. Fue ante el Deportivo de la Coruña, en Riazor. El Madrid llegaba a este partido tras perder (2-3) ante el Barcelona en el Bernabéu. Aquella noche se hizo viral la celebración de Messi, en la que enseñó su camiseta a la afición del Madrid. El Barça se puso líder. Y tras esto, a Zidane no le tembló el pulso. Metió nueve cambios (Casilla, Danilo, Nacho, Kovacic, James, Isco, Lucas Vázquez, Morata y Asensio). Repitieron Marcelo y Varane. En Riazor ganaron 2-6. Ese día se ganó al vestuario.

Rotaciones nada más llegar

Ante el Huesca, Zidane podría alinear un once con pocos ‘titulares’. Los hombres que más jugaron con Solari o Lopetegui no estarán esta noche ante el equipo de Francisco. Courtois, por lesión, verá el partido desde la grada del Bernabéu. En su lugar podrían jugar su hijo Luca Zidane o Keylor (sólo se ejercitó con sus compañeros el sábado). Carvajal, también por problemas físicos, no podrá contar para Zidane. Su hueco será de Odriozola. La pareja de centrales habitual (Varana-Ramos) no jugará junta tampoco. Nacho saldrá desde el inicio. Igual que Marcelo, que sustituirá a Reguilón, internacional en el Virus FIFA. Donde más cambios habrá será en el centro del campo. El tridente Casemiro, Kroos, Modric no se vestirá de corto. El brasileño, tras su viaje transoceánico, podría descansar. El alemán y el croata, fuera de la convocatoria, verán el partido desde el palco. Marcos Llorente, Ceballos e Isco podrían unirse en la medular. Arriba habrá menos rotaciones. Lucas Vázquez, que viene de lesión, Bale, que sólo jugó uno de los dos partidos con Gales, y Benzema, el ojo derecho de Zizou.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Zidane vuelve a su libreto
Zidane vuelve a su libreto